ÚLTIMA HORA SOBRE EL COVID-19

Por: Juan Antonio Dip

Argentina posee como día D el 3 de marzo de 2020, pues fue esa fecha la primera aparición en nuestro país del COVID-19 (SARS-CoV-2) o Corona Virus (en la jerga de todos). Desde entonces, se han tomado medidas a nivel nacional y en las provincias para palear y contener a esta pandemia. El 11 de marzo se superan los 20 casos y se procede con la cuarentena obligatoria para argentinos y extranjeros que procedían de países de riesgo para luego ampliarse a zonas de riesgos que incluyen Europa, países asiáticos, algunos países sudamericanos, y Estados Unidos. El principal acontecimiento se dio el 19 de marzo en el cual se decreta el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) para todo el país hasta el 31 de marzo, que se adiciona a las suspensiones de clases en escuelas y universidades que habían sucedido con anterioridad. En ese momento, Argentina contaba con 128 casos y 3 muertes. A la Fecha, 30 de marzo (y con ASPO hasta el 12 de abril), nuestro país cuenta con 966 casos y 24 fallecidos. La cuenta de twitter @TotinFraire, provee datos muy actualizados sobre la evolución de esta enfermedad en base a información de organismos oficiales y reconocidos epidemiólogos. El último gráfico disponible es el que se muestra a continuación:

Gráfico N° 1F

El gráfico es sumamente interesante pues además de mostrar los casos confirmados, se visualizan algunas medidas tomadas por el gobierno nacional y referenciadas en el texto. El 30% de los casos se concentran en la Ciudad autónoma de Buenos Aires, 26% en la provincia de Buenos Aires, 11% en la provincia Santa Fé, 8% en Córdoba y Chaco. El resto de los casos se distribuyen en distintas provincias con la excepción de Catamarca, Formosa y Chubut que hasta la fecha no han registrado casos de COVID-19 (SARS-CoV-2).

La estrategia puesta en marcha para el aislamiento social es la de alisar o suavizar la curva de casos (fue trending topic en las redes sociales) ya que evita la saturación de los hospitales y centros de salud, busca administrar de mejor manera el impacto en la economía, ganar tiempo para el desarrollo de vacunas y en especial de tratamientos eficaces. Es decir que cuanto más «chata» es la curva, menor es la cantidad de infectados por día, lo que resulta en un mejor manejo y gestión de la enfermedad.

Por otra parte, y teniendo en cuenta los esfuerzos conjuntos que hacen los países para enfrentar a la pandemia, Argentina fue seleccionada por la Organización Mundial de la Salud para participar del programa experimental Solidarity, junto a España, Bahréin, Canadá, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, Suiza y Tailandia. El ensayo clínico consiste en identificar cuál es el mejor tratamiento para los pacientes con coronavirus. De acuerdo a Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), se probarán cuatro drogas diferentes: remdesevir (una medicación que habitualmente se emplea para ébola), ritonavir/lopinavir (de uso corriente para VIH), cloroquina e hidroxicloroquina (antipalúdicos que se recomiendan para la malaria o bien para la artritis), así como también interferón-beta (actúa, comúnmente, ante infecciones y tumores). Se trata de un estudio aleatorizado en el cual cada paciente recibirá alguna de las cuatro alternativas de tratamiento en forma azarosa, con el objetivo de recopilar información que determine cuál de todas las opciones resulta tener un mejor efecto para eliminar la enfermedad COVID-19 (SARS-CoV-2).

Finalmente, la situación económica de Argentina tiene otro matiz que se debe atender.  Nuestro país venía trabajando fuertemente en la restructuración de su deuda externa, en especial con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y viendo las alternativas para salir de la recesión en la que estaba inmersa. La llegada inesperada de este virus, vino a complicar las situaciones y condiciones socioeconómicas pre-existentes. El aislamiento social obligatorio fue un freno de mano para la economía, y ha llevado a los hacedores de políticas públicas a tomar decisiones para poder sobrellevar este período.  Entre las principales medidas adoptadas ([1]) se pueden mencionar: ingreso familiar de emergencia (IFE) para trabajadores no registrados y monotributistas, beneficiarios de  asignación universal por hijo (AUH) y embarazo, jubilados/as y pensionados/as, trabajadores formales en situación crítica, medidas específicas para infraestructura, educación, turismo y vivienda, precios máximos para algunos productos, créditos para garantizar la producción a tasas especiales, medidas para el comercio exterior y producción de insumos médicos. Sin embargo, un sector importante de la economía que reúne a profesionales independientes bajo la denominación de autónomos, solicitan medidas urgentes para sobrellevar esta situación dificultosa.

La propuesta del Ministro de Economía Argentino Martín Guzmán para enfrentar esta pandemia se encuentra resumida en un artículo reciente del portal Project Syndicate ([2]): a saber

  1.   Proteger la vida humana, resaltando que la salud es un bien público global sobre el cual se debe garantizar el suministro de bienes y servicios esenciales.
  2.  Proteger a quienes son, o pueden volverse vulnerables a la enfermedad, al freno de mano de la economía, o a ambos.  Propone tres estrategias: transferencias condicionadas que aseguren un ingreso digno a hogares vulnerables, ampliar el seguro de desempleo tradicional y por último la protección del empleo actual.
  3. Preservar el capital organizacional (conocimientos) que existe hoy en las empresas.
  4.  Considerar un bien público global a los estudios que tengan como objetivo terminar con el virus: vacunas, tratamientos, etc. Prestando especial atención a la posibilidad de que los mismos sean asequibles para todas las economías del planeta.
  5. Usar todas las medidas económicas disponibles y experimentar con otras que se les podrían añadir. Pensar y trabajar con valentía. En palabras suyas: Para una emergencia global son necesarias medidas decididas y globales.

[1] Información completa disponible en : https://www.argentina.gob.ar/economia/medidas-economicas-COVID19/medidas

[2] https://www.project-syndicate.org/commentary/covid19-principles-for-responding-by-martin-guzman-2020-03